Hugo Chávez: El ave fénix

Entrevista realizada por Gabriela Moreno para Diario La Verdad

Entrevista a Oswaldo Ramirez Colina en La VerdadEl Presidente de la República reforzará su campaña electoral con la batalla contra el cáncer. Usar la enfermedad como estrategia política moverá los sentimientos de los electores y ayudará a aumentar la popularidad del jefe de Estado

Resurgirá de las cenizas. Mostrará su plumaje rojo y sacará las garras. Llegará de Cuba bañado en gloria. Hugo Chávez, presidente de la República, a su regreso no será cóndor ni águila sino un ave fénix que batallará por su tercer mandato.

Anidará como el símbolo rapaz entre sus camaradas la idea de que sólo él puede manejar al país, al volver de un renacimiento físico y espiritual digno de un ser inmortal. Ese es el escenario que predice Oswaldo Ramírez, analista político de la firma ORC Consultores, al jefe de Estado para las elecciones del próximo 7 de octubre donde competirá por Miraflores con Henrique Capriles Radonski, candidato de la Mesa de la Unidad Democrática. 

Se mostrará fuerte, renovado y listo. Desplegará su campaña con el recuerdo de que “es tan grandioso que ni siquiera una enfermedad pudo con él menos un burguesito. Hará lo que sea sin importar el tiempo de vida que le quede si es que lo tiene contado o si tiene cáncer u otra cosa. Asumirá la contienda y lo hará con todos los hierros apoyado en la imagen de un nueva victoria contra el cáncer”.

Asegurar que la salud no está comprometida estará incluido en la estrategia. Lo deduce de las actitudes del mandatario desde que en junio del pasado año le detectaron un tumor maligno en la zona pélvica. “El poder es el norte de su vida. Jura que llegará hasta el 2021 y no se irá porque vive para la revolución y permanecerá por siempre”. Pero necesitará que sus ministros y voceros administren “el carómetro” para evitar que surjan las dudas o se intensifiquen las existentes.

Revoloteo infalible 
Gabriel Reyes, especialista en opinión pública de la Universidad Simón Bolívar, percibe que “el regreso es un hecho cierto. A pesar de las especulaciones de algunos y los malos deseos de otros, el regreso es inminente. Tal vez en 10 días, tal vez en 20 pero regresará a un país que dejó después de actos emotivos y lágrimas efusivas algo adelantadas”.

No será el mismo comandante del 24 de febrero que salió en el Camastrón (avión presidencial) rumbo a La Habana. “Será un hombre que ya no puede asegurar estar curado, porque esa barajita ya la usó y ahora la credibilidad sufrió un duro impacto. Volverá un hombre que no puede venderse como el hombre fuerte de Venezuela, porque no lo es”. 

A juicio de Reyes, el primer mandatario es “una persona enferma, todavía convaleciente de tres intervenciones quirúrgicas en nueve meses que no puede prometer mucho ni hablar de proyectos a 10 o 20 años porque su protagonismo en esas historias no se ve claro”. Tampoco puede ofrecer futuro, porque “todo lo que lo rodea es incierto y más nadie que él conoce el origen y destino de sus males al no permitir ni a su equipo acompañarlo en el diagnóstico”.

Evadir la medicina más avanzada de otros países, incluso la del que gobierna, para guardar con hermetismo el secreto de su verdadero estado de salud, mientras cada vez más especialistas, médicos y periodistas ofrecen detalles de su posible evolución y desenlace a distancia enturbia el vuelo del ave fénix que plantea Ramírez porque se multiplicó la angustia. Hoy, prevalece la incertidumbre de quién entregará la casa nueva, asignará un puesto de trabajo, beca o regalará la lavadora china. 

Pista mojada
Tener un candidato convertido en un ave fénix obliga a la oposición a ser más “cautelosa”, señaló Ramírez. Sospecha de la información que circula. 

“Es extraño que lo que se conoce de distintas fuentes es que el cáncer de Chávez es rarísimo, tiene pocos años de vida y el tratamiento no surte efecto. Esa cantidad de elementos en la mente de la gente siembra la imagen de que está mal. Si la vocería opositora refuerza eso el regreso será más apoteósico”.

Manipular las emociones de lástima, compasión y solidaridad podría aportar 10 puntos a la popularidad del primer mandatario si la unidad se resbala en la jugada que el Gobierno mantiene con fotos y llamadas donde el telepresidente reparte recursos y aprueba proyectos. 

Demostrar que en la oposición hay fortaleza, salud, vitalidad y se recorre el país es el reto de Capriles para no arroparse en el “trapo rojo creado para alimentar el ave, tambalear el impacto de las primarias y evitar la conexión del sector democrático con los electores no alineados o chavistas light que pudieran desertar de la militancia roja”.

Viento en contra
Lo único cierto para el venezolano es que el jefe de Estado toma sopa de auyama con yogur y se comunica con los espíritus de la sabana, apuntó Gabriel Reyes, analista político. Mientras recibe esa escasa información del Ejecutivo un candidato joven y con energía, con mirada clara hacia un futuro diferente toca puerta por puerta y es recibido con los brazos abiertos.

“Esa diferencia entre una campaña entusiasta de jóvenes por el cambio con una campaña de 140 caracteres de un candidato convaleciente constituye una razón obvia para entender que el futuro en el poder es corto. El 7 de octubre se acerca y la ingeniería política de quienes no quieren entenderlo operan para hacer del tiempo una variable sin sentido”.

El aterrizaje del mandatario rapaz sería así vertiginoso en el contexto. “Los caminos se cierran, las esperanzas se esfuman. Sólo queda, tal vez, la ilusión de dejar una huella para que otros sigan los pasos. El problema es que esos otros no pueden ver la huella, porque están demasiado ocupados viendo hacia otros destinos donde el poder no sea ajeno a sus intereses personales. El pescueceo apenas comienza”. Faltan siete meses para el trayecto. La meta es entender que el destino es personal y no colectivo. ¿Podrán?

Otras opciones 
“La guerra de poder porque no existe dentro del chavismo alguno que pueda suceder a Chávez” es el segundo posible escenario para el sector oficialista de Oswaldo Ramírez, especialista en Marketing político . Lo plantea porque “no hay líder con fortaleza en la opinión pública que pueda remplazarlo en un momento determinado”.

Con un balance lo explicó. “Años atrás se interpretó que Diosdado Cabello remplazaría al Presidente, pero en los estudios de opinión publicados desde 2001 para acá la gente responde en automático a Hugo Chávez, como el líder con más de 50 puntos, y al preguntar por el segundo, cerca del 40 por ciento no responde a nadie”.

Aristóbulo Istúriz, diputado de la Asamblea Nacional; y Elías Jaua, vicepresidente; aparecen en las encuestas con Nicolás Maduro pero “entre ellos el que más llega lo hace con 10 puntos. A Adán Chávez no lo nombran”.

Una situación “abrupta”  latirá con intensidad en el seno oficial “si Chávez sale del mapa y se dedica a estar con la familia y la lucha de poder conducirá a la ingobernabilidad. Así llegaremos al declive”.

Otra opción es que el comandante asuma su enfermedad y trabaje para vender la supervivencia de su proyecto de socialismo del siglo XXI. “Si dice que no puede asumir la campaña construirá un delfín, pero las probabilidades de esto son pocas porque el Presidente no aceptará a nadie detrás de él”.

Anuncios

, , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Te invito a que comentes este artículo

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: