Hugo Chávez tiene 90 días para definir su candidatura

Entrevista al Consultor Politico Oswaldo Ramirez C en La Verdad 4abr2012Los analistas coinciden en que el primer mandatario tendrá que hacer un examen de conciencia para decidir si participará o no en una contienda electoral. El jefe de Estado deberá evaluar sus condiciones físicas y políticas antes de inscribir su candidatura.

Serán días de reflexión y más reflexión. A Hugo Chávez, presidente de la República, lo esperan 90 días cargados de preguntas sobre su destino político. Tendrá que decidir entre el poder o su salud. No tendrá más plazo. El 1 de julio será la inscripción de la candidatura ante el Consejo Nacional Electoral.

Ya el ente comicial fijó la fecha y antes de que llegue el día el primer mandatario nacional deberá “pensar si puede asistir a una contienda y si su respuesta es justa con el país que dice querer cuando lleva un año en la lucha contra el cáncer”, declaró Roberto De Vries, psiquiatra y experto en comunicación e imagen.

“Un proceso de autoevaluación personal para saber si es oportuno asumir el compromiso es fundamental”, pero “rescatar a su imagen de los efectos causados por la incertidumbre de su enfermedad será más complicado porque necesitará demostrar una recuperación evidente”.

Las interrogantes variarán. Irán de lo emocional a lo electoral, apuntó el especialista. “En el encuentro con él mismo le tocará hablar con su conciencia. Estará en una situación dura, compleja, polémica, porque decidirá si mantiene su liderazgo o delegará en otro el liderazgo de su Gobierno”.

El entorno influirá. “Los más grandes afectos podrán ayudarlo a ver el alto costo que representa una campaña con condiciones físicas debilitadas. La responsabilidad para resguardar su vida y la responsabilidad con el pueblo incidirán en si abandonará o no su causa”.

Carlos Raúl Hernández, doctor en Sociología y máster en Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela, llamó “el despeje del gran misterio del siglo XXI” lo que ocurrirá en los próximos tres meses y en el transcurso de estos predijo una “campaña televisiva desproporcionada, con un gasto desmesurado de recursos y un engaño sistemático”.

A su juicio, “lo único grande que al Presidente le toca resolver es si respetará los resultados electorales, si se comportará conforme con ellos o si intentará otras acciones”. La oposición no se escapa. Le tocará “redefinir algunas líneas de trabajo esencial”.

Más preocupaciones
Al caudal de interrogantes que invadirá a Hugo Chávez se suman otros retos, sostuvo Oswaldo Ramírez, consultor político y Director de ORC Consultores, entre ellos, mostrar una cohesión interna de sus fuerzas y una gestión eficiente aunque sea “ficticia”, porque “está claro que un partido y su candidato tiene más oportunidades de ganar si tienen hechos que sustenten un trabajo social”.

Ganar una encuesta no es suficiente. “La popularidad no es intención de votos. Tampoco la aceptación de gestión. Esta vez el Presidente busca una reelección mediática con debilidades. Ya no se despliega entre un rebaño de pueblo como en 2006”.

El escenario es crítico, incluye una polarización equilibrada y requiere un análisis profundo del primer mandatario nacional, apuntó Ramírez, experto en Marketing electoral. Encomendar en los ministros y candidatos a gobernadores el impulso de su figura no será acertado en precampaña. Lo argumentó. “La mayoría de sus actores generan rechazo”.

Designaciones clave
Nicmer Evans, psicólogo social con tendencia oficialista, percibe con menos tensión el tiempo que resta para julio. Desestimó que “haya una decisión que no se haya ya tomado y que sea trascendente”, pero reconoce que de los resultados de las radioterapias que recibe en Cuba el mandatario dependerá la definición de la campaña.

Lo inevitable será el reordenamiento del gabinete. porque hay ministros designados como candidatos a gobernadores que tendrán que desincorporarse de sus cargos para la campaña en las regiones, la asignación de la responsabilidad de la Vicepresidencia y Cancillería, y la articulación del Polo Patriótico.

Un giro peligroso
Si el comandante opta por un sustituto, el Partido Socialista Unido de Venezuela no lo soportaría y las disputas internas serían “graves”, recalcó Carlos Raúl Hernández. Y lo explicó. “Con la salida de Chávez del escenario político se perdería el control de los grupos que lo respaldan, algunos armados e irreconciliables entre sí. Una crisis se volvería peligrosa porque involucra a los mandos militares”.

Hasta hoy consideró que es “difícil saber lo que pasa por la cabeza del Presidente, pero la impresión que da es que seguirá hasta el final”.

Entrevista realizada por Gabriela Moreno para el Diario La Verdad

Anuncios

, , , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Te invito a que comentes este artículo

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: